EN TIEMPOS DE INCERTIDUMBRE: ABRAZA EL CAMBIO Y AMPLIA TUS POSIBILIDADES



Si nos detenemos a reflexionar sobre la historia de la humanidad, cada generación ha experimentado cambios. Los seres humanos tenemos la capacidad de reinventarnos. Las emociones que sentimos cuando estamos bajo incertidumbre son completamente normales, ya que movernos hacia lo desconocido requiere de nosotros para realizar ajustes y tener una mente flexible. La incertidumbre puede causarnos malestar porque nos sacude y nos mueve de nuestra zona de comodidad.

A esto se refería Charles Darwin cuando mencionó: “No es el más fuerte de las especies el que sobrevive, tampoco es el más inteligente el que sobrevive. Es aquel que es más adaptable al cambio”. Es decir, que ante los cambios que han venido como efecto del coronavirus, nosotros no podemos continuar con nuestro estilo pasado de vida, sino que tenemos que cambiar la manera en como hacíamos las cosas para sobrellevar los cambios. Esto me hace recordar unas recomendaciones que me ofreció una señora hace un tiempo atrás.

Un día, entré a una tienda y comencé a conversar con una señora de aspecto elegante y muy segura de sí misma. Era de esas personas que, con su mera presencia, ilumina a los demás. Tenía algunos 70 años y durante su juventud, había sido una negociante exitosa y una mujer adelantada a sus tiempos. Ella me miró a los ojos y me dijo: “Te voy a dar la clave de mi éxito. Si deseas ser visionaria, debes hacer las cosas de manera diferente. Piensa por encima de las artes, la ciencia, la política y las religiones. Dios y las grandes ideas están por encima de todo eso, sólo aquel que logra ver, hacer su vida y negocios por encima de estos 4 pilares se convierte en visionario. Si estudias todos los libros sagrados te darás cuenta que todos los maestros de la humanidad y científicos tuvieron una cualidad en común, vieron el mundo por encima de las tradiciones de su época. Recuerda que estos cuatro pilares se construyeron por las mentes de generaciones pasadas, tu sólo observa y haz las cosas diferentes. Sé única, nunca sigas las tendencias, mejor enfócate en demostrar salud y alegría en todos los sentidos”.

Con esta historia lo que deseo transmitir es que en estos momentos de incertidumbre tenemos el terreno fértil para crear y reinventarnos. Es el momento ideal para despertar y tomar consciencia de que todas las instituciones necesitaban un cambio. Lamentablemente, la mayoría de los sistemas, instituciones y empresas ya habían perdido la capacidad de motivar e inspirar a sus empleados. En mi práctica privada he tenido la oportunidad de trabajar con jóvenes de la generación Z (conocidos como Centennials o Zillenials), la cual define las características generacionales de aquellas personas nacidas a finales de la década de 1990 y principios de la década de 2000. En estos jóvenes, he observado que sus mentes están preparadas para liberarse de los temores impuestos por generaciones pasadas que utilizaban el miedo para controlar. Los Centennials están dispuestos a trabajar, siempre y cuando sea de la mano de líderes que les permitan desarrollar sus propios proyectos. Es una nueva generación que se levanta, lista para innovar.

En estos días de “incertidumbre”, te invito a que te desconectes al menos una hora diariamente de los artefactos tecnológicos, para ayudar a que tu celebro cree neuroplasticidad. Esta es la capacidad que tiene nuestro cerebro para crear nuevas conexiones, diferentes a las ya existentes. Para lograrlo, hay que estimular el cerebro haciendo cosas diferentes como pintar un libro, sembrar, contemplar la naturaleza, hacer manualidades, etc. De esta manera, le darás espacio a tu mente para la creatividad y desarrollar flexibilidad cognitiva. Así estarás listo para enfrentarte a nuevos cambios, adaptarte y estar adelantado a las mentes flexibles de las nuevas generaciones.

En resumen, te invito a apreciar los tiempos de incertidumbre como la oportunidad perfecta para expandir tu creatividad. ¡Amplía tus posibilidades!

108 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo